Dormir desnudos, un hábito saludable

Dormir desnudos tiene múltiples beneficios
Dormir desnudos tiene múltiples beneficios

Dormir desnudos

Todos sabemos que dormir es uno de los placeres más necesarios e importantes de las personas, pero dormir desnudos lo es aún más. A pesar de ello muchas personas son reticentes a ello y son ajenas a los beneficios que proporciona este hábito tan saludable.

Además de lo cómodo que es dormir desnudos, existen beneficios para nuestra salud y para la vida sexual de pareja, que pueden convencernos para empezar a poner en práctica este hábito tan saludable.

Vamos a comentar algunos de estos beneficios:

Descansamos mejor desnudos, mientras dormimos, nuestro cuerpo regula la temperatura, si sentimos calor e impedimentos para evitarlo, nuestro cerebro se despierta para poner solución. Con poner ropa de abrigo adecuada en la cama, que esta sea transpirable para que el aire de la habitación pueda circular a través de ellas y llegar a nuestro cuerpo es suficiente, se trata de usar tejidos que no bloqueen el aire ni nos mantengan demasiado calientes para así no anular los beneficios de dormir desnudos. Al dormir desnudos y con la ropa de cama necesaria para no sentir frío el organismo encontrará la temperatura corporal idónea, el cuerpo se sentirá más ligero, se moverá con facilidad disfrutando así de un sueño más prolongado y profundo, nuestro cerebro trabajará mejor y las hormonas realizarán su función correctamente, mejorando por tanto nuestro estado de salud.

Los expertos en estudios del sueño dan mucha importancia a tener una temperatura adecuada para conseguir un sueño profundo. Cuando nos dormimos el cerebro envía mensajes a los vasos sanguíneos para que liberen calor, por lo que es importante no taparnos demasiado y conseguir que el cuerpo esté menos caliente de lo normal para que el cerebro regule la temperatura sin problemas .

Dormir desnudos facilita que nuestro cuerpo se enfríe y que el cerebro haga su función correctamente.

Si mantenemos la temperatura corporal por debajo de los 21ºC la melatonina y las hormonas anti-envejecimiento se liberan más fácilmente, con lo cual se reduce el estrés y se mejora el estado de ánimo proporcionando un mayor bienestar emocional a la vez nos ayudará a mantenernos más jóvenes regenerando las células de la piel.

Los niveles de azúcar en sangre serán más estables por lo que el riesgo de diabetes disminuye.

La calidez que nos proporciona el pijama es un buen nido para que hongos y bacterias se proliferen  y aumente el riesgo de sufrir infecciones, con lo cual se sabe que dormir desnudos protege nuestros órganos sexuales.

Dormir desnudos regula también los niveles de “cortisol” que es la hormona que ayuda a prevenir la presión arterial alta, el colesterol, controla el apetito, las interrupciones de sueño e incluso la bajada de la lívido.

Dormir desnudo en pareja aumenta la segregación de oxitocina.
Dormir desnudo en pareja aumenta la segregación de oxitocina.

Dormir desnudos reduce el estrés ya que ayuda a regular sustancias naturales del cuerpo y las hormonas. Aumenta la “oxitocina”, la llamada hormona del amor que hace frente al estrés y la depresión, a la vez que si se duerme en pareja contribuye a la mejora de la vida sexual. Esta hormona tiene también un efecto protector sobre el corazón ayudando a reducir la presión arterial.

 

Al reducir el nivel de estrés y en consecuencia la ansiedad evitaremos comer en exceso, así mismo al tener más sensación de fresco o frío se activa la grasa marrón, encargada de generarnos calor, trayendo como resultado la quema de calorías, queda demostrado con esto que dormir desnudos ayuda a adelgazar.

Dormir desnudo te ayuda a bajar de peso y te hace sentir más feliz
Dormir desnudo te ayuda a bajar de peso y te hace sentir más feliz

También se ha descubierto que dormir con ropa o cubrirse con mantas gruesas  y de abrigo impide que la hormona del crecimiento, encargada de reparar los músculos, la densidad ósea o el crecimiento de los órganos internos realice su función de forma adecuada.

Resumiendo  diremos que durmiendo desnudos descansaremos mejor, el sueño será más profundo y prolongado, los niveles de estrés se  reducirán, la vida sexual se verá mejorada, mejores niveles de azúcar en sangre, así como mejora de la presión arterial, el colesterol , el peso e incluso evitará la bajada de la lívido.

Aprovechando la llegada del buen tiempo ¿por qué no nos desprendemos de determinadas prendas al dormir y hacemos de ello un hábito saludable?

Los beneficios como veis son numerosos.